MASTITIS: TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

23 marzo, 2019

Quizás has oído hablar sobre las temidas mastitis, o incluso puedes haberlas padecido a lo largo del periodo de lactancia. Con este post queremos aclararos algunos temas sobre las mastitis y daros unos consejos para su prevención y/o tratamiento.

¿Qué es la mastitis?

La mastitis es una inflación aguda de la glándula mamaria, que puede ir o no acompañada de infección. No siempre que hay una mastitis, hay infección.

El diagnóstico se realiza teniendo en cuenta los síntomas, pero en ocasiones el médico puede solicitar un cultivo de la leche. Sólo en caso de presentar fiebre o persistir los síntomas, se indicará tratamiento con antibióticos.

Por lo general, la mastitis afecta a una de las dos mamas, pero podría ocurrir en ambas.  

 

¿Cuáles son las causas?

Las principales causas que la producen son:

  • Retención de leche por un vaciado incorrecto, generalmente debido a un mal agarre o por una limitación de las tomas, tanto en duración como en frecuencia.
  • Crecimiento de bacterias: la leche materna contiene una flora bacteriana importante para el crecimiento de la flora intestinal del bebé, pero si hay una obstrucción mamaria, estas bacterias permanecen más tiempo en la glándula mamaria, dando lugar a un sobrecrecimiento bacteriano y produciendo infección.

Otros factores de riesgo:

  • Obstrucción de los conductos lácteos
  • Mastitis previas
  • Grietas
  • Pezón plano o invertido
  • Uso de chupete y tetinas
  • Estrés de la madre
  • Disminución de las defensas durante el postparto
  • Traumatismos en el pecho

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de alarma de una posible mastitis son:

Dolor mamario, enrojecimiento y calor en la mama, fiebre superior a 38  grados, malestar general (dolores articulares, decaimiento, escalofríos, náuseas…).

 

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento suele ser tomar medidas de control como mantener la lactancia, reposo, alimentación e hidratación adecuadas, aplicar calor antes de las tomas y frío después, masajear la mama desde la zona afectada hasta el pezón, no usar sujetadores que aprieten…

Lo más importante durante la mastitis es lograr un correcto vaciado de la mama afectada. Para ello es necesaria una extracción frecuente de leche, sin restricciones horarias ni de duración. La extracción más eficaz la realiza el bebé con la succión, pero en ocasiones puede resultar muy útil el uso de un sacaleches para la extracción de la leche o incluso realizar una extracción manual. La posición correcta del lactante será colocando su barbilla sobre la zona afectada.

En caso de no mejorar los síntomas con estas medidas o que éstos se agravaran, el facultativo prescribiría un tratamiento antibiótico.

 

¿Cómo podemos prevenirlas?

Para finalizar, te damos 10 consejos para la prevención:

  1. Evitar la estasis de leche. La estasis de leche es un estancamiento o acumulación de leche por un vaciado incorrecto o infrecuente.
  2. Inicio de la lactancia materna de forma correcta. Es importante el contacto precoz piel con piel.
  3. Amamantar a demanda, sin horarios ni restricciones.
  4. Asegurar un buen agarre desde el inicio de la lactancia.
  5. Evitar los suplementos de fórmula sin indicación médica.
  6. Evitar ropa ajustada.
  7. Si el drenaje es incompleto después de cada toma, puedes utilizar un sacaleches.
  8. Descanso adecuado de la madre.
  9. Buena higiene de manos y de los aparatos de extracción.
  10. Uso de probióticos, aunque no hay evidencias científicas suficientes a cerca de su efectividad.

 

 

 

FUENTES:

http://www.aeped.es/sites/default/files/mastitis_puesta_al_dia.pdf

http://www.lactanciasindolor.com/

http://albalactanciamaterna.org/

http://www.lactapp.es/

 

 

Comentarios

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar y seguir navegando entendemos que acepta el uso de cookies y aceptación de nuestra política de privacidad. Encontrarás más opciones en nuestro centro de privacidad.